Los Iracundos están más vigentes que nunca

Farandula/Ecuador

Las canciones que inmortalizan a la agrupación uruguaya Los Iracundos, desde el inicio de la década de los 60’, representan para Juan Carlos Velásquez (Juano) y Hugo Barceló, sus miembros fundadores, casi medio siglo de sus vidas.
Ambos, desde la mesa de un café, rememoran los tiempos idos y coinciden en decir que la vigencia del grupo y de ellos no se desgasta ni con la potente energía con la que Velásquez aún golpea la batería, así como Barceló las cuerdas de la guitarra.
Los dos, junto a Leonardo Franco, son los que sobreviven en la agrupación que comenzó allá por 1961. Consideran que una misión especial es no dejar morir la historia de Los Iracundos que posicionaron una innumerable lista de éxitos en Latinoamérica y Europa.
Mientras Juano cata un tinto y Hugo una malteada de papaya, recuerdan con nostalgia las épocas de la balada y a quienes apagaron sus voces dejando un gran vacío, irreemplazable en la banda, pero latente en la memoria de varias generaciones.

Los recuerdos
“Los Iracundos siguen con sus canciones inmortales. La pureza de los temas, la simplicidad con la que hicimos sus letras, quedaron como himnos y lo más lindo de todo es la juventud que se arrima”, dice Velásquez, quien además es director y fundador de la agrupación nacida en Paysandú.
Eduardo Franco, ‘Franco’ (vocalista, compositor, arreglista), su hermano Leonardo Franco, ‘Leoni’ (primera guitarra), Juan Carlos Velázquez, ‘Juano’ (batería), Juan Bosco Zabalo, ‘Bosco’ (segunda guitarra), Hugo Burgueño, ‘Burgues’ (bajo electrónico, compositor y coros) y Jesús María Febrero, ‘Febro’ (teclados) fueron los seis integrantes originales del grupo.
Franco, Bosco y Febro son tres integrantes que murieron entre 1987 y 2004, mientras que Hugo Burgueño decidió separarse para dejar en su reemplazo, en la primera guitarra, a Leoni Franco.
“Ahora tenemos gente relativamente nueva, digo nueva porque nos acompañan desde hace más de 10 años. Nos hemos complementado muy bien, mantenemos el estilo de Los Iracundos”, señaló Juano, quien reside en Guayaquil.
Al fallecer el líder Eduardo Franco, en 1987, la banda paró sus grabaciones para buscar a quien suplantara la primera voz. De ahí que probaron algunas voces, entre estas la de Jorge Gatto, quien sustituyó a Franco muchos años. Luego, renunció para convertirse en solista, dejando la vacante para Manuel Paz, actual vocalista.

El sello
Para Velásquez, la voz de Eduardo Franco es imitable, pero no reemplazable. “Eduardo fue una gran pérdida. Su voz desgarradora es única. Ese es la esencia de la banda. Sin embargo, nos propusimos a buscar el mejor parecido porque quitarle ese tono sería quitarle su particularidad al grupo, explica con nostalgia.
Barceló, quien escucha con atención a Juano, acota que de aquella banda quedan los memorables recuerdos, como aquella celebración por los 146 años en Puerto Montt, Chile, donde vivió un momento muy emotivo. “Fue una presentación al igual que otras, inolvidable. En aquella ciudad se develó un gran monumento, de una parejita frente al mar, con una leyenda que reza: ‘Sentado frente al mar…’ en homenaje a la banda y a Eduardo Franco”, señaló.
Ambos coinciden que su estadía en Los Iracundos no tiene fecha. Ellos señalan que seguirán tocando hasta que “se nos llame a tocar el arpa para arriba o para abajo”.
Juano ha hecho de Ecuador su segunda patria. Dice disfrutar de comidas como la guatita, el buen vino y de los hermosos paisajes de Quito y Cuenca, así como de la belleza de sus mujeres. “Aquí en Ecuador tuvimos historias muy bonitas”, recordó.
Adelantó que en homenaje a Ecuador tiene previsto lanzar el tema ‘Mi amor en Ecuador’. “Solo estamos esperando la musa para inspirarnos”, acotó con picardía.

Historia
El grupo Los Iracundos se formó en Paysandú, pero alcanzó el éxito en Argentina durante el Festival de la Canción de Parque del Plata, en 1963.
En aquel festival sus canciones ‘Despierta Lorenzo’ y ‘Caravana’ tuvieron gran aceptación, por lo que al final del recital fueron contratados por el sello RCA Víctor, de Argentina, para grabar su primer disco que se tituló ‘Los Iracundos’, el 27 de agosto de 1964.
La banda tenía tres años de haberse creado, pero bajo el nombre de Los Blue Kings (Los reyes azules). “Los de RCA nos vieron caras de árabes y nos pusieron Los Iracundos”, recuerdan. (JCL)

El legado de su repertorio
Entre las melodías inmortalizadas constan ‘Puerto Montt’, ‘Fábula’, ‘Mamarracho’, ‘Es la lluvia que cae’, ‘Venite volando’, ‘Tú me diste amor’, ‘Te lo pido de rodillas’, ‘Chiquilina’, ‘Porque no vale la pena’, ‘Vagabundo’, ‘Tú con él’, ‘Marioneta de cartón’, ‘Pasión y vida’, ‘Y te has quedado sola’, entre otras.
Los Iracundos no han parado de presentarse en los escenarios del mundo con sus clásicas canciones, las que nunca pasan de moda. En los próximos días viajarán a EE. UU. y luego a España, donde tendrán dos presentaciones.

El dato
Cuando comenzó la banda, el músico argentino Palito Ortega fue quien en algún momento los ayudó durante su permanencia en Argentina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s